1.-Ayurbeda: De exótico nombre e innumerables beneficios, este masaje, aunque su simbolismo va más allá y se le denomina tratamiento, se realiza en absoluto silencio y cumpliendo con un pulcro protocolo, un masaje ayurvédico consiste en la aplicación de aceite tibio sobre la frente (nuestro sexto chakra) y desde allí, todo nuestro cuerpo, nuestra mente, comienza su alineación hacia el bienestar.

2.- Masaje  Tailandés: Es que uno de los tratamientos más populares de Asia no es otra cosa que una sucesión coordinada de posturas que estiran nuestros doloridos músculos, relajan nuestras articulaciones y ejercen presión sobre diez puntos clave, las sen o líneas de energía –a veces con dolor- aplicada con las manos, los antebrazos o los pies del terapeuta.

3.- Shiatsu: Muchos beneficios en un nombre tan complejo como lo es su técnica, solo apta para expertos, y es aquí cuando esta terapia milenaria originaria de Japón –nuestra próxima parada-, gana adeptos: mantener a raya el estrés, lograr una segura pérdida de peso o conseguir quedarse embarazada son algunos de los numerosos objetivos que persigue, y logra con un alto porcentaje de éxito, el masaje shiatsu. ¿Pero qué es realmente el shiatsu? Es el masaje que trabaja sobre determinados puntos del cuerpo en los que no fluye del todo bien la energía pero a diferencia de la acupuntura, lo hace sin agujas, utilizando solamente la presión de los dedos, desde moderada a suave y con unos principios tan claros como los meridianos que pretende desbloquear.

4.-Baño turco: El baño turco no es otra cosa que la versión otomana de las termas romanas, un lugar creado para combinar la limpieza del cuerpo y la relajación, esto es lo que comúnmente se conoce como hamam, y el tratamiento consiste en una meticulosa exfoliación de cuerpo entero seguido de un masaje con aceites esenciales para terminar, cómo no, sumergidos en el propio hamam, la versión húmeda de la sauna tradicional, con vapores que desintoxican nuestra piel y relajan la musculatura, en el cuál la exfoliación puede ser muy intensa.

Recuerda que antes de elegir el masaje ten claro que es lo que requieras para que el personal pueda ayudarte a elegir el mejor.