Belleza,Florerías,Hogar,Naturaleza

¿Cómo cuidar una gardenia?

2 Jul , 2019  

florerías

Florerías

Originaria de China, la gardenia es un arbusto de hojas siempre verdes aunque podría quedar contenida si la cultivas en macetas, con lo que podría alcanzar sólo un metro de ancho y medio metro de altura, aunque si se planta en el suelo esta alcanzará mayor talla, como las que encuentran en Xochimilco.

Una de las flores más apreciadas que se conocen son las gardenias, de las más vendidas en las florerías de la Ciudad de México. Esas amorosas y hermosas flores blancas que engalanan las ceremonias matrimoniales, son el mejor regalo, son la inspiración de canciones, de fragancias para perfumes y son las que le dan a los jardines un toque elegante y pacífico.

Esta planta comprende más de especies originarias de Asia Oriental, África Trapical y Subtropical siendo la especie más común es la de gardenia jasminoide la cual es procedente de aquél país oriental. Se trata de un arbusto cultivado, es más utilizado como planta en macetas y también como complemento en decoración floral.

Las temperaturas altas inhiben el desarrollo de los botones florales pero permiten la obtención de plantas jóvenes de gran tamaño rápidamente. En mucho lugares de Europa no se suele utilizar como arbusto de exterior debido a la mala adaptación que presenta el clima de esta parte del mundo.

Requerimientos de las gardenias de suelo y clima

Temperatura: El rango de temperatura óptima para el desarrollo y floración de la gardenia, oscila entre los 15ºC durante la noche y los 30ºC durante el día. Para favorecer el desarrollo del botón floral se recomienda someter las plantas a temperaturas nocturnas frescas (17ºC). Con ello, se asegura la obtención de flores en los meses de invierno.

Humedad: Esta planta requiere de humedad relativa del 80% especialmente en verano cuando las temperaturas con elevadas.

Luz: La gardenia se considera una planta de necesidades intermedias en cuanto a luz (10000 y 20000 lux). Es tolerante a iluminación elevada y puede crecer sin problemas con un ligero sombreado. Por tanto, la gardenia resulta una planta ideal para ser cultivada bajo plástico. Se recomienda emplear mallas de sombreo del 30-50%.

Sustrato: Requiere un sustrato ácido con alto contenido en hierro y materia orgánica. Normalmente, se cultiva en suelos franco-arenosos, con buena porosidad (10-20%) y capacidad de drenaje, con un pH óptimo entre 5-5.5 y una conductividad eléctrica del extracto de saturación (CEes) de 0,75-2mS/cm.

Riego: La flor requiere de riego moderado para mantener el sustrato siempre húmedo y sin encharcamiento. Es de vital importancia que se humedezca la parte aérea con una microaspersión. Se debe regar entre tres y cuatro veces por semana en verano y dos en invierno.