Masajes,Pareja

Tips para masajes en pareja

9 Jul , 2018  

Los servicios eroticos tales como masajes, se pueden dar en casa, no es necesario que tú o tu pareja lo busquen por otro lados. Si bien es cierto, con el paso del tiempo y la rutina la llama de pasión se va a pagando, pero eso es el resultado de no haber implementado métodos como este durante un largo tiempo.
También es recomendable hacer uso de algunos juguetitos o aceites como los de M Force para darle un plus. A continuación, te presento algunos de los masajes muy sensuales para que practiques con tu pareja y se gusten cada día más:

Amasamiento: Es muy útil en zonas musculosas como caderas, muslos y nalgas. Levanta, aprieta y enrolla la piel entre el pulgar y los dedos de una mano, deslizándola hacia la otra mano. Si el efecto que quieres tener es más de relajación hazlo lento y profundo, si deseas más intensidad, sólo cambia la velocidad.
El masaje erótico es un acto de amor, ya que a través de las caricias se produce una comunicación más íntima entre la pareja.

Masaje ondulatorio: Cierra las manos para formar un puño, mantén la mitad de los dedos presionando la piel, y haz pequeños movimientos circulares. Es muy placentero si se recibe en los hombros, palmas de las manos, pies y pechos.

Ventosa: Da golpes suaves sobre el cuerpo alternando las manos, con los pulgares hacia dentro y los dedos juntos. Estos movimientos rápidos y ligeros estimulan y refrescan la piel.

Pequeño golpes: Esta técnica se indica para las áreas más musculosas. Se realiza con los puños cerrados. Da ligeros, pero enérgicos golpes sobre la piel, alternando el anverso y reverso del puño. Debes dejarlo para la fase final del masaje ya que es el más excitante de todos.

 

consejos,Mujer,Pareja

Los detalles también nacen de nosotras

31 May , 2018  

¿Una mujer debe ser detallista y tomar la iniciativa en una relación? La respuesta es: ¡TOTALMENTE! Aunque por costumbre la sociedad espera que los hombres sean quienes consulten los precios de mariachis para llevar serenata, comprar flores durante fechas especiales, inviten a cenas románticas y demás presentes, el que una mujer adopte la iniciativa y sea ella quien sorprenda a su pareja es una idea que cada vez más hombres agradecen, pues demuestran que son ambos quienes se esfuerzan por su relación y que está al tanto de sus gustos, aficiones e inquietudes.

Las relaciones largas pueden caer en la monotonía y perder todo aquello que se vivía al inicio. Es entendible pensar que la pasión y el cortejo inicial disminuye cuando una situación se vuelve estable, pero eso no significa que no debemos seguir cultivando el amor y el aspecto romántico. En más de una ocasión he escuchado a mujeres quejarse de que su pareja ya no las quiere porque “dejo de ser detallista” o “ya no le lleva tantas flores como antes” y el típico “es que ya no es como antes”

Pero ¿Qué hay de él? ¿Cuándo fue la última vez que tu invitaste la comida? ¿Cuándo pagaste tu la salida al cine? Una relación se trata más que de un equilibrio. Es la capacidad de dos personas de poder poner lo necesario y que exista un cien, aunque no siempre sea parejo. Habrá días que tu él pone el 40% y tú tienes que dar el 60 faltante, para que cuando tu no puedas dar más del 30, el ponga el 70.

Por eso, si tu pareja ya antes te ha sorprendido, es justo que sea el sorprendido. Y no es necesario gastar la millonada en un Rolex que a lo mejor ni le gusta, pues a veces las cosas más pequeñas pueden ser el regalo perfecto. ¿Te ha llevado serenata en más de una ocasión? Pues podrías ahorrar y en la próxima fecha especial sorprenderlo tú con una serenata.

No es necesario salir de casa para tener una cena romántica, y si lo que quieres es alejarte de casa, puedes secuestrarlo un fin de semana y visitar ese lugar que ambos querían conocer pero que no se habían dado el tiempo para hacerlo. Citarlo en un lugar determinado y de ahí a buscar su nueva aventura.

Lo importante de estar una pareja no es dejar que la relación se vuelva aburrida con el tiempo, sino enamorarla cada día un poco más y construir poco a poco las etapas de su relación.