Belleza,Cepillos

Cepillo o peine: ¿cuál debemos utilizar?

26 Nov , 2019  

cepillo pulidor

Muchas veces, sólo nos preocupamos del cuidado de nuestra cara y cuerpo, y buscamos los productos adecuados para nuestro tipo de piel, pero nunca le damos la misma atención a nuestro cabello. Es muy común que utilicemos cualquier cepillo o peine para desenredar y peinarnos el pelo, y es que tampoco sabemos que podemos escoger entre diferentes tipos de cepillos. Por ejemplo, si lo que queremos es que los peinados nos queden perfectamente bien hechos, entonces necesitamos de un cepillo pulidor, que también funciona para peinar melenas con mucho volumen, ya que su asa suele ser de manera, por lo que su uso se restringe al cabello seco.

Ahora bien, si lo que buscamos es cepillar nuestro cabello largo y dejarlo con mucho brillo, la mejor opción para lograrlo es un cepillo redondo térmico. La ventaja de este tipo de cepillos es que poseen calor y pueden ayudar a secar el cabello, así como darle volumen a una melena lacia y sin cuerpo; además, se pueden crear bonitos peinados, como unas ondas relajadas para lograr un look casual, o unas ondas old Hollywood, para una fiesta elegante. Podemos encontrar versiones de este cepillo que están hechas con cerdas de jabalí, las cuales aportan un brillo extremo, aunque es más difícil manipularlas.

En cambio, si tenemos el pelo corto y sólo queremos desenredarlo, la mejor opción es usar un cepillo pequeño, que también nos servirá para acomodar un flequillo. Pero así como hay diferente cepillo, también hay distintos tipos de peines, los cuales tienen diversas utilidades dependiendo de su forma y del espacio de sus dientes. Por ejemplo, aquellos que poseen cerdas con una gran separación son los mejores para cabellos ondulados, crespos y rizados, ya que logran mantener la elasticidad de los chinos; por otro lado, los peines con cerdas más juntas son ideales para desenmarañar hasta las melenas más enredadas, siempre y cuando lo pases por el pelo de forma delicada, comenzando desde la mitad del cabello hasta las puntas.

Asimismo, para que los cepillos y los peines funcionen adecuadamente y duren bastante, debemos tener una rutina de peinado adecuada, para ello, comienza por dividir el pelo en cuatro partes: dos en la zona delantera y dos en el área posterior. Lo ideal es hacerlo cuando el cabello esté un 80% húmedo, y partir, como ya mencionamos, desde la mitad del pelo hasta las puntas. Si tienes una melena ensortijada o teñida, te recomendamos hacer esto en la ducha y con la ayuda de tu acondicionador, ya que si lo peinas cuando esté seco, las ondas se desarman y aumenta el frizz y el volumen.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]