consejos,Mujer,Sexo

Claves para que su masaje los lleve a un final feliz

12 Jul , 2018  

Tanto hombres como mujeres disfrutamos cuando nuestra pareja quiere relajarnos después de un duro día de trabajo. Para darle un toque diferente a ese momento consentidor y tener una sesión más placentera, quizás te interese conocer los puntos claves del masaje para hombres, es decir, el masaje que busca estimular sus puntos eróticos y terminar con una amplia sonrisa en el rostro y el cuerpo completamente relajado.

Para comenzar, lo ideal sería tener crear una atmósfera adecuada, velas aromáticas, música relajante y aceites corporales son la combinación perfecta para darle a tu pareja la indirecta de lo que viene a continuación. Puedes complementarlo con un conjunto coqueto de Vicky Form(o sexy) para sorprenderlo y que comience a relajarse incluso antes de tocarlo.

Puedes pedirle que se quite la ropa, o si te sientes atrevida ayudarlo, pero no se desvíen del propósito principal. Una vez acostado boca abajo, coloca aceite en tus manos y frota entre ellas antes de comenzar a moverte por su cuerpo. Comienza con movimientos de arriba hacia abajo por la espalda, antes de concentrarte en el cuello y los hombros. Una vez cubierta esa parte, desliza tus manos a otras zonas, como los glúteos, las piernas, los pies, etc. El cuerpo humano tiene escondidas muchas zonas que les ponen la piel chinita, incluso si ellos no lo saben.

La duración del masaje no la dictas tú, sino tu pareja, así que puedes estar acariciándolo solo 5 minutos hasta más de 1 hora, no importa siempre y cuando ustedes comiencen a sincronizarse, aplicando presión en los puntos adecuados y estando atento a las reacciones de tus masajes en ciertas zonas del cuerpo.

Las caricias deben ser suaves en algunos puntos, y en zonas donde se lleva a acumular la tensión o el cansancio. como la parte de los hombros, pantorrillas, plantas de los pies y parte trasera de los muslos. Puedes pedirle incluso que se de la vuelta y masajear la parte de pecho y piernas, sin tocar en ningún momento el bajo vientre o la ingle.

Ojo en estas zonas:

Cuello, zona trasera de las rodillas, cuero cabelludo, orejas e incluso pecho y la región V son lugares altamente sensibles, por lo que te recomiendo que las explores y alternes entre sutiles movimientos y caricias con presión para ver la reacción que tiene.

Recuerda que esta es una forma para lograr excitar poco a poco el cuerpo y que llegado el momento, el deseo sea más grande, igual que la acción en la cama.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]