consejos,Mujer

La sensualidad es cuestión de actitud

5 Jul , 2018  

Si piensas que las instructoras de Pole dance son mujeres de esculturales cuerpos, piernas torneadas y medidas envidiables, sin duda Ro´Yale te demostrará cuan equivocada puedes llegar a estar respecto a este tema. Sentirse sexy no es cuestión de cuerpos de supermodelos y si de mover sus curvas se trata, esta mujer sabe muy bien cómo sacarle provecho al tubo y dejar todo en el baile de barra americana.

Conocida en las redes sociales como Da Queen of Curves (La reina de las curvas) esta mujer se ha trasformado en todo un fenómeno en redes sociales y una inspiración para aquellas chicas que se sienten acomplejadas por su peso. Ella se ha consolidado como un instructora que se dedica exclusivamente a enseñar a mujeres curvy, como las denomina, con la técnica Vertically Voluptuous, todo un sistema de su autoría que se enfoca en atender, hacer lucir sxy y femenina a las personas con este tipo de cuerpo.

Su aventura en el Pole Dance comenzó luego de que ella y su esposo decidieran “darse un tiempo”, lo cual le hizo cuestionarse muchas cosas respecto a su vida, pero sobre todo, respecto a ella ¿Quién era? ¿Cuál era su vocación en el mundo? ¿Qué deseaba hacer a partir de esa interrupción en su vida? Antes de llegar a sus tres décadas, decidió que tenía que atreverse a hacer nuevas cosas, de no quedarse estancada y aprender más.

Por eso, y tras pensarlo mucho decidió inscribirse en clases de Pole. Pero, al igual que muchas mujeres, no fue algo sencillo. Su maestra de ese momento, Flya Starta vio su evolución en su estudio “Vertical Joes”, pues de ser una mujer que se preocupaba por su ropa, por cubrirse y la apariencia que tenía con su cuerpo, fue aprendiendo a aceptarse, a valorarse y quererse, de tal manera que con el tiempo se animó a invitar a otras mujeres de talla grande a tener la misma transición que ella.

Así fue cómo apoyada de su maestra decidió invitar a otras mujeres a abrazar su voluptuosidad y saber sacar su lado más sexy en él tubo. La disposición que otras mujeres curvy tuvieron para aprender fue enorme y ahora, su único propósito es seguir invitando a más chicas a no quedarse con las ganas y arriesgarse a probar cosas, no quedarse con ganas de nada y sobre todo, a buscar algo que disfruten hacer sin importar que no son prototipo que la sociedad espera.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]