taratamiento para las articulaciones

Familia,Mujer,Salud

¿Qué son las articulaciones?

22 Nov , 2018  

Tratamiento para las articulaciones

Se trata de un componente muy importante del cuerpo pues permiten el movimiento físico hacia diferentes ángulos y proporcionan soporte mecánico a la estructura ósea. Tanta es su importancia que en ocasiones se llegan a lastimar o perjudicar por distintas situaciones, por lo que solemos escuchar sobre algún tratamiento para las articulaciones.

En el cuerpo existen 250 huesos que se encuentran conectados con otros huesos, esta conexión se realiza a través de las articulaciones las cuales permiten que el movimiento fisiológico sea suave y fluido. De acuerdo con su posición en el cuerpo proporcionan estabilidad y movimiento.

Las articulaciones con nula movilidad cuentan con mayor estabilidad. Permiten unir fuertemente a los huesos entre sí, por ello su movimiento es nulo o casi nulo.

Por ejemplo, las ubicadas en el cráneo se unen en un tejido fibroso que impide el movimiento de los huesos adyacentes. De esta forma protegen al cerebro.

También existen las de movimiento reducido y es que el conectivo fibroso permite la unión con los huesos. Tienen como función principal soportar el peso del cuerpo para proporcionar y estabilidad al mismo.

Como ejemplo de lo que acabamos de hablar es la tibia y el peroné pues se trata de huesos con limitado espacio entre sí que proporcionan estabilidad cuando el cuerpo esta de pie. Las articulaciones de la columna vertebral permiten movimientos reducidos que, cuando funcionan en conjunto, dan la flexibilidad necesaria para adquirir diferentes posturas.

Estas articulaciones no unen entre sí a los huesos de manera directa. Existe un líquido lubricante que encierra la superficie articular y que permite a la movilidad, su función hace posible el actuar muscular sobre los huesos.

Ahora las articulaciones con mayor rango de movimiento son menos estables, la mayoría de ellas se ubican en el esqueleto que conforma las extremidades del cuerpo como los brazos, manos, piernas y pies.

Las actividades que producen un alto impacto articular provocan el trabajo constante de este sistema y, por consiguiente, el desgaste de los cartílagos y ligamentos. El cartílago es quien sufre de mayor desgaste. Este se degrada, haciéndose cada vez más fino, lo que provoca un molesto dolor causado por el rozamiento de los huesos.

Pero no es lo peor del mundo, hay que tener en cuenta que el desgaste tiene prevención y mejora cuando le anteceden hábitos saludables de vida que siempre nos recomienda la Secretaría de Salud. El controlar el peso, realizar ejercicio y seguir una dieta equilibrada son los mejores consejos ante estos padecimientos.

 

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]