fular portabebes

Cuidados

Tipos de fular

2 Abr , 2019  

Fular portabebés

Como la mayoría de nosotras sabemos, el fular es un portabebé, el más ergonómico y más versátil de todos los que existen. Es versátil porque es muy simple y, a la vez, para quien no tenga una buena instrucción, podría ser lo más complicado del mundo. Existen varios tipos, pero cuando aprendes a colocarte uno, lo demás será pan comido.

Aprender a colocar correctamente un fular es cuestión de práctica, no es tan complicado como puede parecer, recomendamos empezar practicando un anudado, cuando lo dominamos, aprendemos uno nuevo. Nos puede ayudar poder ver vídeos tutoriales a través de Youtube o recibir asesoramiento personalizado en un taller o a través de otra mamá que sepa utilizarlo.

Otra de las funciones que realizan los fulares para cargar al bebé, la postura del niño que garantiza que sea saludable. Si está bien anudado, el bebé será portado en posición fisiológica, es decir:

  • Respetando la curvatura natural de la espalda del bebé
  • En posición de ranita (sentado sobre sus pompitas, con las piernas flexionadas y las rodillas ligeramente más altas que éste).

Así pues, los fulares más famosos y usados con los de tipo elástico y rígidos. A continuación, te señalamos las características de cada uno… ¡toma nota!

Fular elástico

El fular elástico te ofrecerá múltiples posibilidades para llevar a tu bebé cómodamente durante largos ratos desde que nace. Te permitirá cambiarlo fácilmente de posición y utilizar preanudados en los que puedes colocar al bebé una vez atado el fular, y cambiarlo de postura sin tener que deshacer el nudo.

Este tipo de fular es de los más recomendados si tienes un bebé recién nacido o de sólo algunos meses y no tienes experiencia en este tipo de “carga bebés”. Recuerda que un fular elástico te puede resultar muy agradable al tacto y a la hora de ajustarlo.

Fular rígido

Por el contrario, si deseas comprar un fular que te sirva desde que es un recién nacido lo mejor será una rígido o no elástico, sobre todo cuando lleguen a pesar una cantidad en la que lleguen a colgar mucho.

Se trata de fulares tejidos de una forma especial (sarga cruzada, sarga diamante o jaquard), de modo que son elásticos en diagonal para adaptarse al cuerpo del bebé y del portador, pero firmes en sentido horizontal y vertical, de modo que una vez ajustado y anudado el fular se mantenga en su posición sin ceder.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]